Éstas sesiones son muy íntimas y especiales, en las que vamos a fotografiar como le das de mamar o el biberón, cuando lo duermes y lo acaricias, o simplemente cuando lo tienes encima de ti, piel con piel.

Es un momento para disfutrar el uno del otro en un ámbiente íntimo y relajado, sin posados ni atrezzo de ningún tipo, la mejor forma de poder captar ese vínculo, solos tú y tu bebé.

Captaré esos momentos tan especiales y esos detalles; como os miráis, como lo acaricias, esos pequeños piececitos... Es una sesión en la que cada detalle está cargado de significado y de emoción, y sin duda dejáis una  gran huella en mí, compartiendo esos instantes tan íntimos delante de mi cámara.

Es un placer poder veros disfrutar de cada gesto, cada mirada, de ese vínculo, piel con piel.